Archivo de la categoría: En positivo

Es el momento de confiar

Queridos compañeros:

Después de este largo proceso asambleario ha llegado el momento de confiar.

Seguro que como yo, todos pensamos que nuestras ideas son  son las mejores, que tenemos la mejor visión de la realidad porque, en general, suele ser así.

El problema de este conflicto es que los 20.000 profesores de secundaria pensamos lo mismo: “Debe hacerse lo que yo pienso porque es lo mejor”

Hay pocas cosas, de partida, en las que todos estamos de acuerdo:
– tenemos que estar todos unidos
– esto lo tenemos que montar entre todos

Las discrepancias podrán venir sobre qué es lo que hay que hacer.

Cada uno de nosotros tiene su propia formación, los hay de economía, de matemáticas, pedagogos, de geografía e historia, etc.. Personas con gran formación y preparación.

Por eso también tenemos diferentes visiones del conflicto y sus soluciones.

Pero eso es una ventaja. 20.000 cerebros pensando juntos, aportando sus diferentes puntos de vista, se hacercan mucho mejor a la solución del problema.

La cuestión es: ¿Cómo se ponen de acuerdo? Todos los que estuvimos en las últimas Asambleas sabemos que metiendonos todos en un sala y hablando cada uno no parece muy productivo.

Hemos montado un sistema asambleario que no teníamos, un sistema de representantes que tienen nuestros emails y que nos contactarán.

Dentro de ese sistema piramidal, nuestras ideas y visiones han ido ascendiendo. Las nuestras y las de nuestros compañeros.

Ahora están reunidos decidiendo lo que, entre todos, vamos ha hacer.

Es más que probable que lo que salga de ahí no sea lo que cada uno de nosotros piensa exactamente pero, es el momento de confiar.

No se puede pedir unidad y ofrecerla sólo si es en torno a mis propias ideas.

Para conseguir poner al mayor número de personas de acuerdo hay que ver cual es la intersección de todas esas ideas.

Salga lo que salga de la reunión de hoy, hay que apoyarlo. Nuestros compañeros tienen una gran responsabilidad. Lo están haciendo en su tiempo libre. La mayoría de los que están allí no son liberados sindicales. Son profesores en activo que trabajan por la mañana y hoy se han ofrecido para reunirse. Tienen un papelón, porque si lo que ellos deciden no es secundado …

Nuestro apoyo, nuestro seguimiento a lo que digan.

La guerra es larga. Nos va a llevar todo el trimestre. No perdamos fuerza ni ánimo antes de empezar.

La concentración de ayer nos metió en el euforia. No pasemos al derrotismo.

El enemigo es muy fuerte, juega muy sucio. No son nobles. NO esperemos consideración ni miramientos por su parte, pero sobre todo, no le hagamos el juego más fácil no apoyando nuestro propio sistema de asambleas porque ha costado muchas horas crearlo y es la sinergia más poderosa que tenemos.

Esto hay que pararlo, todos lo sabemos. Es un absurdo. Cada vez que alguien nos cuenta como están en su centro, es una locura cada vez mayor.

Es el momento de dejar que el sistema asambleario funcione. Es dentro de las asambleas donde hay que proponer cosas y confiar en nuestros representantes.

Es el momento de confiar.

LA IMPORTANCIA DE LO PÚBLICO O PENSEMOS NUESTRO VOTO, POR FAVOR

Uno de los triunfos de la Revolución francesa fue diferenciar el patrimonio de los reyes de lo verdaderamente público, de aquello que NOS PERTENECE A TODOS (política, justicia, educación, sanidad…)

Incluso los más acérrimos defensores del liberalismo, como Adam Smith, lo tenían sumamente claro. Había cosas, como la justicia o las obras públicas que no se podían dejar en las manos de la iniciativa privada, pues el egoísmo propio (son palabras suyas) impedía su funcionamiento, y con él el de todo el sistema.

Sobre esta base, la IMPORTANCIA DE LO PÚBLICO, se edificó el sistema del Bienestar que nos diferencia (y debería enorgullecernos) a los europeos. LO PÚBLICO AYUDA A CREAR SOCIEDADES MÁS EQUILIBRADAS, MÁS JUSTAS… Y MUCHO MÁS SEGURAS.

El estado se convertía así en un regulador de los excesos del capitalismo (de ese capitalismo que tanto se va pareciendo a las teorías de Darwin sobre la Selección Natural, aunque con personas en vez de amebas o dinosaurios)

Pero a partir de los 80 la cosa cambió por completo. Apareció el NEOLIBERALISMO (una mentira, pues de liberales tenían poco) que CONSIDERABA A LO PÚBLICO COMO DAÑINO, UN VERDADERO CÁNCER QUE CORROE A LAS SOCIEDADES.

Frente a ello los neoliberalistas hablaban de LIBERTAD. Libertad para que cada uno se enriqueciese (o se muriera de asco) como quisiera. Libertad para haber nacido en una familia pobre o rica, de permitirse estudiar o ser un paria al servicio de los poderosos, de ir a un buen médico o de morirse tranquilamente.

Y tras esto llegó LA FAMOSA CRISIS FINANCIERA O DE LA DEUDA. Los estados (comunidades, ayuntamientos) están con números rojos y sería necesario o subir los impuestos o recortar gastos.

Como subir los impuestos es impopular y vivimos en una constante batalla electoral, se ha decidido recortar gastos.

Hasta aquí lógico (más o menos lógico) pero ahora viene la TRAMPA.

Desde hace tiempos sabemos que grupos dentro del partido Popular son profundamente NEOLIBERALES, y han encontrado en la crisis la excusa perfecta para conseguir lo que hace mucho pretenden. ¡POR QUÉ NO APROVECHAMOS EL SENTIMIENTO DE CRISIS Y NOS CARGAMOS LO PÚBLICO?

En esto Madrid parece un paradigma, un verdadero laboratorio del NEOLIBERALISMO y todos sus rasgos demagógicos y populistas.

Primero fue la SANIDAD y su privatización encubierta; ahora le toca a la EDUCACIÓN PÚBLICA.

Evidentemente es muy costoso mantener dos sistemas paralelos de educación pública: la verdaderamente pública y la concertada. HABRÁ QUE ELIMINAR UNO DE LOS DOS, ¿NO ES CIERTO?

¿Y ESO CÓMO SE HACE? Sencillo; muy despacito.

Se la puede ir desprestigiando poco a poco en público, se puede retocar los criterios de selección para que los alumnos de notas más bajas o con más carencias terminen juntos en la pública, se pueden regalar solares de suelo público (DE TODOS!!!!) a la concertada, se les permite tener a sus profesores en peores condiciones de horario y sueldo para que, descontado el beneficio que se quedan esas empresas, no olvidemos esto, salga más barata…

El penúltimo ataque es la SUPRESIÓN DE LA TUTORÍA (¿se puede saber para qué necesitamos futuras personas que piensen, que sepan realmente lo que es el diálogo, la solidaridad, el respeto….?), EL AUMENTO DE HORAS DE DOCENCIA (en realidad con el fin de ahorrarse contratar a más gente), SUBIR LAS RATIOS, eliminar progresivamente LA COMPENSATORIA (¡para qué gastar dinero en carne de cañón, si tienes problemas o un entorno familiar que no te acompaña es mucho mejor que renuncies a gastar nuestro dinero!), ELIMINACIÓN DE OPTATIVAS (menos religión, curiosamente, que tiene un tratamiento especialísimo).

Como se ve este último problema no es sino UN ESLABÓN MÁS EN UN PLAN PERFECTAMENTE DISEÑADO (Y PUBLICITADO) DE DESTRUCCIÓN DE LO PÚBLICO.

Pues cuanto menos público tengamos más poder tendrán los que ya son poderosos, más blindados estarán ellos y sus hijos ante la escoria que les amenaza, menores sueldos habrá que pagarles y peores contratos hacerles. Si no hay un sector público que al menos regule tendremos un poquito más de especulación y derechos como la salud, la educación o la igualdad irán lentamente desapareciendo.

 

¿A quién queremos parecernos, a la Inglaterra que desmanteló su sector público de transporte para pasar de ser un ejemplo a una bazofia poco operativa y con accidentes; a EE UU que tiene la mayor deuda mundial, las tasas de delincuencia más altas del mundo?

CREO QUE SERÍA MUY IMPORTANTE TENER ESTO PRESENTE CUANDO PENSEMOS NUESTRO VOTO EN LAS PRÓXIMAS ELECCIONES, Y NO NOS DEJEMOS LLEVAR POR LA PURA PROPAGANDA, POR EL CHASCARRILLO O POR PUROS SENTIMIENTOS VISCERALES, pues, curiosamente, muchos de aquellos que voten al Partido Popular serán los primeros en sufrir sus políticas de destrucción de lo público, sobre todo si no son de clase alta.

Viñetas con humor

Carta a los padres

Aprovechando la crisis la Consejería de Educación de CAM ha iniciado unos brutales recortes que suponen un ataque frontal a la Educación Pública.

Pero no nos pueden engañar. No es la crisis, es la ideología.

 

Si una familia está en paro ¿qué padres le quitan las medicinas a sus hijos? ¿Qué padres sacan a su hijos del colegio para ponerlo a trabajar? ¿Qué padres hacen eso si mientras tanto le están pagando conciertos, fiestas y ropa de marca?

 

Con este recorte la Comunidad de Madrid se ahorra menos de 100 millones de un presupuesto de 4500 millones. Poco más del 2%. Es como dejar a tu hijo sin colegio por ahorrarte 50 o 100 € al mes.

 

Digo que es ideología porque se gastan el dinero en otras cosas:

  • La visita del Papa (como si fuera una gran fiesta) 50 millones
  • Deducciones en el IRPF a familias que llevas sus hijos a colegios de pago (de los caros de verdad), 67 millones (Como comprar ropa de marca)
  • Nos proponen unas Olimpiadas, de las que la Comunidad tendría que asumir parte del gasto

 

Tenemos las confesiones de la Consejera diciendo que seguirá derivando dinero público a manos privadas para que hagan negocio con la educación.

 

Ellos dicen que nos conformemos por que hay crisis y yo digo que no podemos tolerar los recortes POR QUE HAY CRISIS.

 

Precisamente con la crisis es más necesaria la educación pública, una educación de calidad. Para que, aunque los padres estén en paro, los hijos tengan garantizada una buena educación.

 

Estos recortes atacan el mayor de los activos de la educación pública:

  • Las condiciones de trabajo de los profesores. Los profesores de la Pública han pasado una dura prueba de nivel, han demostrado sus méritos en una oposición por encima de filiaciones, amiguismos y demás.

 

Esas “buenas condiciones” para trabajar son la garantía de que a las oposiciones se van a presentar buenos profesionales y van a poner todas las ganas por sacarlas.

Pero quieren dejarnos en las mismas condiciones de trabajo que en la concertada, para seguir evitando la “fuga de cerebros”:

  • no valoran nuestra experiencia
  • nos masifican las aulas (nosotros respetábamos las ratios con grupos de 25 alumnos)
  • recortan los servicios de atención a la diversidad (apoyos, refuerzos, compensatorias,etc)
  • recortan los servicios que dan valor añadido a nuestras clases (extraescolares, laboratorios, etc)
  • - nos insultan llamándonos vagos o “privilegiados” cuando un trabajo estable y un suledo digno es un derecho de todo ciudadano.

 

¿Y qué podemos hacer?

 

Pues cada uno puede hacer lo que le corresponde:

  • Lo primero informase e informar. Que ninguna reunión familiar acabe sin que se comente el tema de los recortes. Que los emails echen humo. Que todos se enteren de las movilizaciones.
  • Como docentes nos corresponde dar la voz de alarma, somos funcionarios y nos debemos a los ciudadanos (no a los políticos). Debemos coordinar y promover las acciones.
  • Haremos campañas de información, abriremos los centros para que paséis por allí, etc
  • Estamos proponiendo encierros, recogidas de firmas, concentraciones (El jueves a las 19:00 en Sol)
  • Los interinos (3000 se quedan en paro) son todo un ejercito del que no podemos prescindir. Les va el trabajo en ello, que salgan a la calle a informar a los ciudadanos. Son una legión, necesario para movilizar a más y más.
  • Los padres. Los padres sois la clave. Sois vosotros y vuestro hijos los que dais sentido a nuestro trabajo. Tenéis que acompañarnos, necesitamos vuestro apoyo. Hay que hablar con otros padres, con familiares, con el alcalde del pueblo, el concejal de cultura y educación. Pasad por las AMPAS y apuntaos. Acudid a los centros educativos a preguntad. Id a las concentraciones con pancartas que os identifiquen para todos veamos que los padres están allí, con nosotros.

 

Todos tenemos que ir las manifestaciones que se convoquen. Tienen que ser multitudinarias. Que se vea que no queremos estos recortes.

 

Apoyar los encierros, concentraciones, pasar información, recolectar firmas, no vale solo con firmar hay que recolectar, etc

 

Y si la Consejería no recula, que no reculará, nos veremos obligados, (aunque nos pese y sabéis que me pesa) a ir a una huelga indefinida. Una huelga en la que los profesores tenemos mucho que perder y los padres y todos los docente mucho que ganar.

 

Necesitamos apoyos, hay que buscarlos, hay que demostrarlo. TODOS ACTIVOS.

 

El Gobierno regional se siente muy fuerte, ha ganado unas elecciones ayer mismo, pero en su programa no ponía nada de esto. Ha traicionado el voto de los madrileños (leánse el programa electoral, companrenlo con los recortes y pásmense). Pero se sienten con fuerza, son muy fuertes y saben de estas guerras mucho más. Los profesores no podemos solos, necesitamos el apoyo de toda la comunidad.

 

Como dice el proverbio africano: para educar a un niño se necesita a toda la tribu

 

Pues la Pública es la educación que se ofrece desde la tribu, para toda la tribu. No permitamos que esta deriva continúe, no permitamos que solo tenga educación el que gane más.

 

¿Hay razón suficiente para una protesta como la que estamos haciendo?

Una compañera maestra opinó en el foro esto:

Buenas, pues eso, los maestros a 25 horitas desde hace tanto tiempo que no nos acordamos y además conseguido con mucho esfuerzo, porque han estado mucho peor. Ahora empiezan a tocar a los intocables, a es@s que han puesto el grito en el cielo por los “huecos” en el horario, que muy a las malas les permitía ir a hacer la compra al mercadona a las 12 de la mañana, o entrar o salir a horas de gran comodidad; me explico, a quién madruga Dios le ayuda a salir a las 12 a su casita y si entras a las 10;30 pues sales a las 14:30 pero que te quiten lo bailao, es decir, el madrugón.

A un colega mío le tacharon de loco cuando propuso en un claustro de un IES, de cuyo nombre no quiero acordarme, que había que poner una máquina de fichar (a poder ser por huella ocular por razones que se pueden deducir fácilmente) cansado de escuchar que los susodichos no tuvieran tiempo para reuniones de coordinación o para la preparación de las clases o las tutorías. Si no estaban en el IES desde luego que no tenían tiempo para estas cosas “intranscendentes”.

Y es que las instrucciones de principio de curso bombardean la línea de flotación de la buena y mala vida. Especialmente afectan al profesional serio que ese sí que no tiene tiempo para planificar, preparar material, adaptar a la diversidad, coordinarse con los apoyos, con los departamentos, etc., etc. y para los que 18 horas “lectivas” son más que suficientes. Y afecta a los facinerosos, a aquell@s que tienen menos tiempo para ir al mercadillo de la localidad y los mercadonas varios, además de las dormilonas y los entregados a sus hobbies variados en horario de trabajo.

Tradicionalmente el profesorado de secundaria se ha movilizado más que los condescendientes maestros, sencillamente porque procedían de esa raza de profesores de “bachillerato” en los que hay hasta “patas negras” que vieron recompensados sus esfuerzos antes de la LOGSE. Ahora somos un colectivo mucho más ordinario, donde puede entrar incluso alguna choni deambulando por los pasillos, eso sí, que no nos toquen las 18 horas que mordemos.

Pero al grano, no nos ha importado lo más mínimo si otros compañeros han estado bien o mal, si los interinos (mirados muchas veces con desprecio) iban a trabajar o no el curso siguiente, es más, los interinos rápidamente han ido adquiriendo esa culturilla de quien se cree superior a los demás, sin atisbo de conciencia de clase y he aquí la cuestión: al fin y al cabo nos damos cuenta, en el momento que estamos rezando para que la tengan pequeña, que somos clase trabajadora, que tenemos que madrugar para ganarnos el pan, que necesitamos a todos nuestros compañeros para hacer un buen trabajo, que la ayuda de las familias es fundamental y que aquellos a los que educamos y enseñamos podrían ser nuestros hijos y que seguro son los hijos de otro trabajador.

Ahora estamos vislumbrando esa conciencia de clase a base de palos, de los palos de la Fijar y de la Aguirre, pero es necesario diferenciar a aquellos que están para mantener privilegios y a otros que tienen que luchar para sobrevivir en condiciones tan adversas. Hemos pasado demasiado tiempo pasando de todo pero no basta con volver al curso 2009-10, debemos volver a tener esa conciencia que nos permita exigir que los vagos trabajen, que los vividores desaparezcan, que los educadores en general prediquen con el ejemplo de creer en la enseñanza pública rechazando la financiación con fondos públicos de la enseñanza privada, llegar a ser honestos escolarizando a nuestros hijos en la enseñanza pública, adquirir el compromiso de un proyecto común educativo, que por sí solo justifique la función pública que representamos.

Explciación

Creo que en algunos puntos no le falta razón. Hay profesores que se quejan mucho de los huecos y que abusan de la permisividad de la directiva y de la confianza que en ellos depositamos la sociedad, para hacer lo mínimo (como en todos los colectivos que uno pueda imaginar) Incluso una vez tuve la desgracia de compartir instituto con una profesora que no venía ni a las evaluaciones porque no estaban es su horario.

Como creo que la carta de la compañera no va de esto, sino que piensa que, en realidad nos quejamos por el aumento de 2 horas lectivas, yo le he contestado esto:

Es una interesante reflexión con luces y sombras. Supongo que hay gente como la que describes, pero creo, sinceramente lo digo, que la movilización es tán grande porque esta vez toca de lleno la calidad de la educaión. Si solo fueran 2 horas …

Si solo fueran 2 horas lectivas más, eso apenas afectaría a esos que tú dices “los de 18 horas” refiriendote, entiendo, a esos que solo van a clase y apenas hacen nada más que estar (que les compadezco porque 50 minutos delante de 30 tíos con poco o nada preparado para contar se hace largo). Total para ellos solo serían 2 horas más de permanencia en el infierno.


Respecto a los que sí preparamos, nos reunimos, hacemos guardias,  etc con consciencia de estar trabajando tampoco te creas. Son 2 horas lectivas más pero menos guardias, desdobles, excursiones y sobre todo menos tutorías que son “un marrón” y te llevan muchas horas y disgustos, sobre todo disgustos.

Es decir, eso apenas tiene incidencia en el día a día nuestro. Sin embargo el recorte de 2500 profesores afecta a la calidad de la educación, tendremos más alumnos, menos apoyos /(ninguno), menos atención a la diversidad, laboratorios, optativas, etc

Creo que eso es lo que marca definitivamente la raya de lo asumible, porque deteriorar la educación que damos, sobre todo cuando el empeño de la mayoría es hacerlo bien, es del todo inaceptable.

Llevan ya muchos años dando palos, pero esta vez ha ido muy lejos. Ahora que la pública empezaba a destacar, después de los años en los que todo el mundo asumía que lo privado era mejor y que ahora han aumentado las matriculaciones el pública (la concertada también es gratis, si quieres, pero eligen pública), ahora que, gracias a la labor de los maestros, sí sí, de los maestros, se ha conseguido que el mejor colegio (según la CDI) sea uno público. Después de años en los que la selectividad ha dado resultados excelentes en los públicos y que en la prueba de Excelencia se ha visto que de los mejores, la mitad van a los públicos, ahora, como no pueden soportar que su teoría neoliberal no se cumpla, pretenden derribar la educación a cañonazos.

Como en tantas otras guerras, el detonante es cualquier cosa, pero es más un proceso. Después todos estos años de aguantar, incluso la bajada de sueldo, sin apenas rechistar (pensando algunos que era para arrimar el hombro a la sociedad), la educación pública ha dicho ¡BASTA YA!

En ti queda si unirte y aprovechar para dar un golpe en la mesa o hacerle el juego a políticos y empresarios empeñados en hacer de esto un negocio y en que solo estudien los ricos (que para eso son lo que más hacen por la sociedad y se lo merecen, según ellos)

Creo que se pueden pedir muchas cosas, como que los maestos cobreis más que nosotros porque vuestro trabajo es VITAL para el sistema. Creo que eso pasa en Finlandia y les va estupendamente (hablo de oídas)

Yo pediría un sistema finlandés (o finés)  en lugar uno americano, cuna de ignorantes y algún lumbreras.

Tú decides, ¿te apuntas a la lucha?

El Magerit en lucha puede conseguir resultados positivos

Centro de discapacitados amenazado de cierre. Los familiares se han encerrado durante semanas. Parece qeu la Administración puede hacerles caso:

http://www.elpais.com/articulo/espana/conflicto/Magerit/vias/solucion/elpepuespmad/20110722elpepunac_2/Tes

EXCELENTE TORPEZA (Moncho Alpuente en El Pais)

No rompamos la unidad de acción

Estimados compañeros:

en diferentes ocasiones hemos ledo en los foros comentarios que, en el fondo, nos perjudican a todos.

Esto no es una lucha entre:

  • maestros y profesores
  • Entre interinos y funcionarios de carrera
  • Entre nuevos opositores e interinos de largo recorrido

NI siquiera son nuestros enemigos los compañeros de la concertada y la privada (en la que muchos profesores de la pública también han trabajado)

El conflicto lo tenemos con la CAM y el Ministerio.

 

¡Mantengamos la unidad de acción!

Porque nuestro enemigo es muy fuerte, tiene muchos medios

Porque a todos nos interesa lo mismo: Una mejor calidad en la educación

Si nos fijamos, las tropelías van por barrios. ahora les toca los IES, ayer fueron los opositores e interinos del cuerpo de Maestros, mañana pueden ser ….

Atiende a este texto

TODOS UNIDOS PODEMOS MÁS

Menos es …. menos

El compañero del blog de ESO de Eso escribe un lúcido artículo sobre los recortes y la educación en Madrid

Menos es …MEnos

Excelencia educativa = Profesores al Paro. Salimos en la prensa

Carta del padre de unos alumnos de un instituto público madrileño

Un padre, preocupado por la situación de la educación madrileña nos ha reemitido la siguiente carta:

Queridos amigos, la enseñanza pública es buena en España en especial gracias a la labor de quienes trabajan en ella, docentes y equipos directivos muy capacitados que ponen todo su esfuerzo en la educación de nuestros hijos. Por supuesto que hay lamentables excepciones (como en todos los ámbitos de la vida), y también aspectos estructurales que merecerían un debate (por ejemplo, el gran número de materias por curso y la amplitud de sus contenidos lleva a mi juicio a un aprendizaje más bien superficial). Pero los mayores problemas de la enseñanza pública se deben a deficiencias de gestión por parte de las administraciones responsables, fundamentalmente de las Comunidades Autónomas. Tenemos, en resumen, una buena educación pública, con condiciones para ser incluso muy buena, que se ve perjudicada, a veces gravemente, por problemas de organización y gestión.

Pues bien, la Comunidad de Madrid ha publicado las instrucciones relativas a la puesta en marcha del curso próximo, como suele hacer cada año por estas fechas (sin tiempo apenas para que los centros se organicen), y en ellas se prevé un deterioro significativo de las condiciones de trabajo de los profesores.

La prensa ha informado ampliamente sobre ello. El dato clave es que se amplía el número de horas de clase que cada profesor debe impartir semanalmente. En los dos últimos años se pasa en la práctica de 17 a 21 horas semanales de presencia con alumnos, casi un 25% más. A eso se le añade que se reducen las clases desdobladas, que permitían atender a menos alumnos en algunas materias (¿cómo se puede hacer que hablen inglés en clases de 30 alumnos?: no tocan ni a una frase cada uno). Si cada profesor da más horas de clase, y además los alumnos se juntan en grupos más numerosos, pues naturalmente que harán falta menos profesores: el ahorro económico para la Comunidad está garantizado. Pero eso repercute, y muy gravemente, en la formación de nuestros hijos, y contradice todo el discurso que coloca la educación como prioridad, habla de reforzar la autoridad de los profesores y presume de buscar la excelencia.

En definitiva: la Comunidad de Madrid condena a nuestros hijos a recibir clase en aulas masificadas y por parte de profesores sobrecargados de trabajo. Los directores de Instituto, a los que les corresponde organizar cada centro, y los profesores de muchos de ellos, están celebrando reuniones para ver qué medidas cabe adoptar en defensa no de sus condiciones de trabajo, sino de la educación de nuestros hijos. Pero me parece imprescindible que también los padres estemos vigilantes frente a tal situación.

Querría añadir todavía un comentario más. Se ha convertido en un tópico hablar de la buena vida de los profesores, por sus pocas horas de clase y sus amplias vacaciones. Lo de las vacaciones es relativo, al menos si pensamos que durante el mes de julio la mayor parte de ellos sigue realizando tareas de diverso tipo (administrativo, de formación, etc.), al menos “a tiempo parcial”. Lo del horario es directamente falso: la inmensa mayoría de los profesores trabaja ya más de cuarenta horas semanales, porque a sus horas de clase hay que sumar la atención que exige la tutoría, las reuniones de Departamento, las guardias, horas de biblioteca, actividades extraescolares, cursos de formación, etc.; y, además, todo el trabajo que tienen que llevarse a casa: preparar clases, elaborar y corregir ejercicios … Hay quien dice que por qué no lo hacen en el centro, y se pasan así cuarenta horas semanales en él. Pero lo cierto es que la mayor parte de los profesores que conozco preferirían esa opción, que además fomentaría el trabajo en equipo. Si no se hace es simplemente porque los Institutos no disponen de espacios, mesas, ordenadores, material … Es la administración la que se ahorra dinero construyendo unos institutos que sirven para dar clase, pero no para que los profesores trabajen en ellos.

En resumen: el trabajo de un profesor es muy exigente, y requiere el apoyo de los alumnos (que no siempre están dispuestos a respetar su autoridad), de los padres (que debemos colaborar al menos en la misma medida en que planteamos exigencias) y de la administración. Ésta es, ahora, la que más claramente incumple su parte de responsabilidad.

Con un cordial saludo

http://soypublica.wordpress.com/

www.cronicasdelanzarote.es: El paradigma de Esperanza Aguirre

www.cronicasdelanzarote.es: El paradigma de Esperanza Aguirre.

Desde Lanzarote se ven las cosas de otra manera

Ole por la compañera

OLE, OLE POR LA COMPAÑERA ANDALUZA

RESPUESTA AL ARTICULO DE OPINION ” LA DICTADURA DEL FUNCIONARIADO”
DE M. MARTIN FERRAND.

Sr. Martín Ferrand son muchos ya los comentarios despectivos y miserables que se están lanzando contra los funcionarios, esa casta, como usted los llama de la que yo formo parte.
Pero es precisamente su artículo de opinión, por venir de quien viene, todo un profesional del periodismo, al que yo, sinceramente creía, objetivo y sensato, el que me ha encendido sobremanera y no quiero pasar por alto mi oportunidad de respuesta porque no ha podido ser más subjetivo, más insensato y sobre todo, más erróneo en sus planteamientos contra nuestra “casta”.
En primer lugar, ni yo ni ninguno de los muchos compañeros a los que trato nos sentimos ni tenemos porqué sentirnos servidores de nadie, y mucho menos queremos ser servidos.
Le aclaro que en mi declaración a Hacienda no consta que sea servidora de nadie, sino una empleada por cuenta ajena; en este caso, mi empresa es la Junta de Andalucía, a la que accedí por cierto tras unas duras oposiciones y que tras, 25 años de servicio como Administrativa (es decir 8 trienios), teniendo un complemento de exclusividad que me obliga a trabajar, como mínimo, 110 horas más al año que al personal que no lo tiene y gestionando un Negociado, cobro 1.500 EUR, de los cuales usted se cree muy dueño de rebajar un 20%.
Comenta que por la crisis es el funcionariado el que tiene que ver disminuidos sus ingresos, ¿por qué?, ¿es que en épocas de “vacas gordas” el Gobierno hace conmigo reparto de beneficios?
¿Está usted quizás dispuesto a darme algo de sus ingresos cuando éstos sobrepasen lo que habitualmente cobra?
¿Está dispuesto acaso a hacerlo algún profesional “libre” de este país?
Le pongo un ejemplo muy concreto.
Un vecino de mi bloque, trabajador de la construcción, tan discreto en ingresos como yo hasta el “boom” urbanístico, ha podido invertir y comprar 2 pisos más en Sevilla capital.
Es cierto, ahora está en paro y yo y toda mi casta hemos contribuido a que pueda cobrar el subsidio de desempleo, porcentaje que pagamos todos los meses aunque a nosotros no nos haga falta, pues jamás lo cobraremos.
Además, usted pretende rebajar mi sueldo un 20% para “repartir” con él  y muchos como él que ahora no les va bien.
¿Hablaría usted para que me cediera uno de sus pisos  y así dejar la hipoteca del único pisito que poseo y que me está quitando el sueño?
Los dos creemos que él no estaría dispuesto, ¿verdad?.
Pues yo tampoco a darle un 20% de mi sueldo.
Habla también de que pretendemos vivir sin la incertidumbre que acompaña a otros ciudadanos.
Pues sí, Sr. Martín, de eso se trata, aspirar a ser funcionarios es aspirar a poco materialmente en la vida, nunca seremos ricos, pero aspiramos a la estabilidad en el empleo, recurso al que puede aspirar cualquier persona, usted también, aprobando unas oposiciones.
Por tanto, si yo he aspirado a “ganar poco y vivir tranquila” es un derecho adquirido y no, no me he adueñado de nada ni considero mi puesto hereditario.
Mis hijos se lo tendrán que currar y posiblemente más que los suyos, por venir de una familia más humilde o sencilla como quiera llamarlo.
Y es en este punto donde más me enciendo, ¿con qué derecho se cree para proclamar a los cuatro vientos que mis dos hijos (estoy separada) tengan que vivir con un 20% menos de lo que viven?
Ah!..,  y yo declaro hasta el último céntimo que gano (y todos sabemos que eso no es así en todas las profesiones, pues hay mucha “economía sumergida”).
Por lo tanto no intente “calentarle” el ánimo a nadie con el hecho de que son los ciudadanos quienes con sus impuestos me retribuyen, nosotros también contribuimos y mucho a las arcas del Estado.
Y una cosa más, considero el trabajo de esta casta mucho más importante para el país que el de su profesión, por ejemplo.
Si no escribe un día un artículo no pasa absolutamente nada, pero si mis compañeros de la Sanidad , la Enseñanza , los Cuerpos de Seguridad… no acudieran a su trabajo… ¿qué ocurriría?
En fin, Sr. Martín piense más lo que escribe antes de hacerlo.
Yo lo suscribo por entero, y, en lo que se refiere a la Sanidad , diré (y hace mucho que quiero decirlo): Llame Ud. a un fontanero, o a un electricista, por ejemplo,  un 24 o un 31 de Diciembre a las 04 horas de la madrugada (y relato dos casos auténticos ocurridos con esos dos profesionales).- ¿Cree que acudirá alguno a su domicilio?
– ¿Cuanto cree que le cobrará?
– ¿Le hará factura o le tendrá que pagar en cash? además de tener que darle las gracias, aunque al día siguiente fallen las reparaciones. Yo se lo digo: – Después de llamar a los de la Compañía de Seguros de su domicilio, no irá nadie.
Al día siguiente, tampoco. El primer día laborable se presentará uno que le facilitara el portero de su finca.
– Le dirá que, si quiere que repare la avería, le tiene que pagar en mano (creo que a eso se le llama dinero negro).
– Estarán en su casa: uno 7 minutos y el otro 14 minutos- Le cobrarán: uno 80 EUR por 7 minutos y otro 93 EURuritos por 14 minutos.
¡¡¡ No está mal !!!
(Por cierto al electricista se le tuvieron hasta que prestar las herramientas)
Ahora le diré que pasaría si Ud. (o el electricista o el fontanero de la historia) un 24 o un 31 de Diciembre a las 04 horas de la madrugada se diera una fenomenal torta con su coche (Dios no quiera) después de venir de una fiesta de esas a las que sólo pueden ir los que tienen sus ingresos (aunque, la verdad, ustedes siempre suelen ir de gorra a esos saraos, cosa que no nos ocurre a ningún funcionario:
– Acudirán la policía y los Servicios de Emergencia (todos ellos funcionarios que tienen la suerte de trabajar ese día).
– Le llevarán a las urgencias de un Hospital Público (donde se le admitirá aunque Ud. no tenga cartilla de la  Seg. Social.
– Le atenderán celadores, administrativ@s, auxiliares de enfermería, enfermer@s, divers@s técnic@s, médic@s, etc… (todos ellos funcionarios que también tienen la suerte de trabajar ese día).
– Pongamos que sufre un traumatismo craneo-encefálico (repito: Dios no quiera).
Se le llevará a un quirófano ya preparado y bien limpio (también entran en esta función l@s limpiador@s que también tienen la suerte de trabajar ese día).
– Se le intervendrá durante varias horas esa misma noche (no el día siguiente o el otro).
¿Sabe cuanto cobrará por hora el que más cobrará (en este caso los médicos y neurocirujanos)?  – Alrededor de 15 Euros netos.
El resto se lo lleva Hacienda (aquí no vale lo del dinero negro) Imagínese lo que cobrarán los demás… ¿Sabe qué ocurrirá si la operación no es de su agrado? Ud. (o el electricista o el fontanero de la historia) nos demandará.
Iremos todos a los Tribunales y tendremos muchos problemas.
¿Sabe qué ocurre si uno de sus artículos, o la reparación, no es de nuestro agrado?
¡¡¡ NADA !!! Entonces, Sr. Martín Ferrand, ¿sigue opinando que se nos debe bajar un 20 % nuestras retribuciones? Si es así, a Ud., y a los que piensan como Ud., sólo tengo que decirles:¡¡¡ Váyanse a hacer puñetas !!!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.