En positivo

No podemos consentir que se desprestigie la función pública solo porque tengamos un empleo estable o cobremos un sueldo decente. Dentro del funcionariado hay de todo. Gente que trabaja mucho y otros que se aprovechan del sistema para no trabajar. Como en todas la profesiones.

Cuando un camarero no nos atiende bien no generalizamos, cuando mecánico no nos arregla bien el coche no generalizamos.

Sin embargo con los funcionarios ha una campaña de desprestigio (interesada a mi modo de ver) que cala mucho en la opinión pública. Nunca se habla de los profesores que se dejan muchas hora de su tiempo libre en trabajar más para los alumnos, horas de recreo para hacer un coro, un taller de pintura, cursos de ajedrez, periódicos. etc Tampoco somos todos pero hay más de estos que de los vagos. Si se generaliza que sea por lo positivo.

OLÉ POR LA COMPAÑERA

Una compañera andaluza responde a los ataques contra la función pública de D. M. Martín Ferrán en su artículo “La dictadura del funcionariado”

Olé Por la compañera

EL PARADIGMA DE ESPERANZA AGUIRRE

Desde Lanzarote se ven las cosas así.

El paradigma de Aguirre

–____________________________________________________________________________

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: